¿Filloas o Crêpes?

Todos conocemos las famosas crêpes, quien más quien menos las ha degustado en algún puesto en la calle, o en algún restaurante como postre, y todos las relacionamos con Francia sin duda alguna y somos conscientes de su gran fama. Pero, ¿sabíais que en el norte de España, concretamente en Galicia se prepara un alimento bastante similar, pero que es muy típico de allí y se elabora desde hace muchos, muchos años? Pues sí, y este alimento tiene el nombre de “Filloa”, y si ciertamente tiene mucho parecido, la verdad es que se elabora de una manera algo distinta que ahora explicaremos.

Receta de crepes para niños

Sus ingredientes pueden variar de unas zonas a otras y admiten distintas formas de mezclas en la masa y en la elaboración. Nosotros aquí vamos a explicar la más sencilla y la que probablemente sea la más común también. Una receta que a los niños les encanta y puede ser una gran receta para elaborar con ellos.

 

 

Los ingredientes serían:

  • Agua
  • Harina blanca de trigo
  • Huevo
  • Leche*

Así de simple, y la proporción dependerá de la cantidad que queramos preparar, al igual que la leche le hemos puesto un asterisco puesto como puede hacerse perfectamente sin ella y de hecho si se le añade leche debe ser en una cantidad muy pequeña, ya que si no lo más probable es que se nos quemen las filloas.

La masa debe quedar bastante líquida y la extenderemos en una buena sartén anti adherente previamente lubricada con un poco de aceite de oliva virgen que extenderemos con una servilleta. Intentaremos que la masa ocupe todo el fondo de la sartén, eso si, tratando de que sea una capa lo más fina posible ya que ese es el auténtico secreto de las filloas y lo que realmente más las diferencia de las afamadas crêpes francesas.

Como mejor saben son preparadas con el constante calor de las antiguas cocinas de hierro y leña que abundaban en las casas de campo gallegas. Las filloas han sido un alimento muy socorrido desde siempre por su bajo coste y sus grandes utilidades, puesto que pueden acompañar en comidas saladas como para servirse de postre con productos dulces. Como ejemplo del primer caso deberíais probarla rellenas de chorizo cocido, son un manjar excepcional!, pero su sabor admite ser combinadas con casi cualquier cosa que se os pueda ocurrir. En el caso de querer comerlas de postre, su compañera ideal bajo nuestro punto de vista es sin duda la miel, pero también forma una combinación muy sabrosa con cualquier fruta como fresas cortadas en rodajas, plátano, kiwi… o incluso simplemente rellenas de una capa de azúcar espolvoreado por la superficie bien sea en grano o azúcar glas para los más dulceros, jeje.

Con este pequeño post sobre las filloas tradicionales esperamos que puedan ganar algo más de reconocimiento y que conozcamos los productos autóctonos del país que en la mayoría de las ocasiones nada tienen que envidiar a otros similares importados de otros países así que desde aquí así como desde otros sitios web como este queremos promocionar la gastronomía nacional y sus productos. Esperamos que os guste y que os animéis a probar nuestros productos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *